La presente fotografía apareció por primera vez a finales de marzo de 1950 en la revista alemana Neue Illustrierte, aunque se haría famosa a raíz de su publicación en junio del mismo año en el boletín estadounidense Talk of the Times. La imagen muestra a un pequeño ser vestido con extrañas vestimentas y sujetado por dos hombres con aspecto de agentes secretos. Junto a la foto aparecían estas palabras: “[…] el primer hombre de Marte fue capturado!”. Esta broma periodística se convirtió con los años en una de las más famosas fotografías de supuestos extraterrestres. (Imagen: Neue Illustrierte, 29 de marzo de 1950. Escaneo de alta calidad realizado por Kentaro Mori, 2012)

El boletín de junio de 1950 de Talk of the Times publicaba dos fotografías presuntamente enviadas desde Colonia (Alemania). La primera de ellas mostraba una especie de disco volante, mientras que la segunda fotografía, la que nos ocupa, se convertiría en una de las más famosas instantáneas del mundillo de los platillos volantes. La historia se ubicaba en Phoenix (Arizona, Estados Unidos), y decía que el testigo McKenerich, agente de la policía secreta, había presenciado la explosión de un disco volante del que surgieron veinte capsulas. Del interior de una de ellas fue capturado este pequeño ser, sobre el cual las palabras del testigo eran las siguientes: “Yo estaba asombrado por la importancia de este gran momento. Por primera vez estaba viendo a un ser de otro mundo. Al mismo tiempo me encontraba sorprendido por la desesperación del «hombre de aluminio». Su cuerpo estaba cubierto por una brillante hoja de este metal. El Observatorio de Phoenix presume que esta tela metálica puede servir de protección contra los rayos cósmicos”.

Posteriormente esta imagen sería reproducida en multitud de libros y revistas de ufología, cambiándose ligeramente las versiones y ubicando la toma de la foto en lugares tan dispares como México, Nuevo México o Alemania. Igualmente los supuestos agentes de la foto pertenecían al FBI, la CIA, la KGB o la GESTAPO, según las diferentes historias aparecidas a lo largo de los años.

La mayoría de los ufólogos se han mostrado siempre enormemente escépticos respecto a esta fotografía. Así fue el caso de Donald Keyhoe (1953) o Joseph Allen Hynek (1982), quienes opinaron que el ser de la imagen era en realidad un mono al que le habían rapado el pelo. Posteriormente y de acuerdo a una información de Jenny Randles y Peter Hough (1991), el ufólogo alemán Hans-Werner Peiniger comentó que la traducción de los supuestos nombres de los corresponsales alemanes firmantes de la noticia original, G. Falcht y R. Logen, significaba “falsificado” e “inventado”.

A raíz del presente texto sobre la historia de esta popular imagen, nuestro compañero Carlos Sainz (2012) nos advertía acerca de información adicional sobre los últimos descubrimientos. Y es que, Archim Martin proporcionó al investigador Loren Gross (2003) una copia de la revista semanal alemana Neue Illustrierte, datada el día 29 de marzo de 1950, probando que allí se publicó originalmente la fotografía y su rocambolesca historia antes de cruzar el charco y "alcanzar la fama". En 1982 Gross ya había comentado sobre esta broma aparecida en dicho boletín aleman, hecho que fue pasado por alto durante años. El número en cuestión de la revista cubría la semana del 1 de abril, que es la fecha de celebración del día de los inocentes en varias partes del mundo, entre ellas Estados Unidos y Alemania. Y por si esto fuera poco, Martin comentaba que en el número correspondiente al día 5 del mismo mes se admitía que todo era una broma y que el supuesto extraterrestre era en realidad el patinador James Lidstone. Igualmente, dicha noticia no contenía ninguna alusión a los supuestos corresponsales Falcht y Logen (Mori, 2012), por lo que es de suponer que quizás los mismos sólo aparecen en la versión americana de la broma.

A pesar de ser una de las instantáneas más famosas de la bibliografía ufológica, el “marciano de aluminio” es sin duda una broma periodística originada en tiempos más crédulos, pero que pone de manifiesto cómo en ufología una historia puede ser reproducida una y otra vez y variar sus detalles con el tiempo debido al mal hacer y a la todavía existente credulidad desmedida de algunos estudiosos.

 

Para profundizar más:

Gross, L. (1982): UFOS : A History 1950 April – July. Página 1.

Gross, L. (2003): UFOS: A History 1947 – 59. Páginas 29-31.

Hynek, J. A. (1982): Comentario al texto: La verdad sobre la foto del ovninauta achicharrado. Contactos Extraterrestres, 139.

Keyhoe, D. (1953): Flying Saucers from Outer Space. (trad. 1955). Platos voladores de otros mundos, Populibros La Prensa, México.

Kottmeyer, M. (2007): Varicose Brains, Part 3: Headhunt. Magonia, 44. Disponible en: http://magonia.haaan.com/2009/headhunt/

Randles, J. y Hough, P. (1991): Looking for the Aliens. Blandford Press, Londres, 173-174.

- Sitios web:

Anderson-Forbes, R. (2009): History of My Favourite Martian Photograph. Part 1. Part 2. (trad. español). Historia de la Fotografía de mi Marciano Favorito. Parte 1. Parte 2.

Koi, I.: Koi Alien Photo 1. Una exhaustiva recopilación de todo el material ligado a esta fotografía, ordenado por fecha.

Mori, K. (2009): Die Fälscher Alien.

Mori, K. (2011): Koi's Aliens.

Mori, K. (2012): The FBI/KGB/SS Alien Photo: Found. Contiene las páginas originales del boletín alemán Neue Illustrierte en alta resolución.

Ruiz Noguez, L.  (2006): El Primer Marcianito.

Sainz, C. (2012): Un ET que no era.

 

Víctor Martínez

http://www.informeovni.net