Perforación de 5 mm de diámetro (indicada por el círculo negro) en el cristal del tractorista Emiliano Velasco Báez, quien tuvo un peculiar encuentro cercano con un OVNI mientras araba un campo. En un determinado momento de este encuentro, el hombre escuchó un silbido simultáneamente a un fogonazo de luz, percatándose entonces de que había aparecido este orificio en el cristal delantero izquierdo utilizado para vigilar la correspondiente rueda delantera. Posteriormente, cuando la Guardia Civil procedió a desmontar el cristal, se produjeron las grietas radiales que se observan en la fotografía. (Fotografía: El mundo de los OVNIS -J. J. Benítez, Dir.-, Riego Ediciones, Madrid, 1980)

 

El encuentro cercano en cuestión se resume de la siguiente forma:


17 de julio de 1975, 18:30 horas. Lugar: Pedrosa del Rey (Valladolid, ESPAÑA)


Emiliano Velasco (49 años) se hallaba arando una parcela con su tractor, cuando escuchó un fuerte zumbido. Sin prestar demasiada atención, poco después observó la presencia, a unos 20 m de él, de un extraño objeto que se hallaba flotando a 0,50-0,70 m sobre el terreno. Este artefacto presentaba una parte central cilíndrica con un "sombrero" encima y una base en forma de "V", además de dos ventanas y una especie de antenas. El objeto presentaba una luminosidad plateada, y tenía de 2,5 a 3 m de altura y unos 2,5 m de anchura. Mientras Emiliano continuaba su labor, el objeto, acompañado del zumbido que emitía, daba vueltas alrededor del tractor acercándose cada vez más, a la vez que la potencia del tractor parecía disminuir. En un determinado momento, cuando el artefacto se hallaba a unos 3 m de Emiliano, emitió una potente luz cegando momentáneamente al testigo. Posteriormente, tras un segundo fogonazo acompañado de un silbido, el hombre vio la perforación provocada en uno de los cristales de su tractor. Fue en ese momento, cuando muy asustado, Emiliano abandonó el lugar con su tractor, al tiempo que éste recuperaba su potencia al alejarse del sitio. El suceso duró alrededor de 30 minutos.


Existen testigos que declararon haber visto un extraño objeto elevarse de aquel lugar la tarde anterior al día del suceso. Por otro lado, durante sus investigaciones, el Grupo Charles Fort, con el Padre Antonio Felices a la cabeza, realizó pruebas sobre un cristal similar con la bala standard más pequeña del mercado (calibre 22), comprobando que el orificio resultante era de 2 cm frente a los 5 mm que presentaba el cristal del tractor.


Es importante reseñar que a partir de este encuentro, Emiliano Velasco cambió su carácter, y le fue diagnosticada sordera, una pérdida de visión y hemiplejía izquierda (parálisis de una parte del cuerpo). Finalmente, murió en 1978 debido a complicaciones ocasionadas por un tumor cerebral.

 

 


Para profundizar más:


Ballester, V.-J. y Fernández, J. A. (1987): Enciclopedia de los encuentros cercanos con OVNIS. Plaza & Janés, Barcelona, 157-159.


Benítez, J. J. (1978): 100.000 kilómetros tras los OVNIS. Plaza & Janés, Barcelona, 111-130.


Benítez, J. J. (Dir.). (1980): El mundo de los OVNIS. Riego Ediciones, Madrid, Vol. 1 (fascículo 11), 201-215.


Felices, A. et al (1976): Caso del tractorista de Valladolid. Stendek, 23, 16-20. (Traducción al inglés 1976). The case of the Valladolid tractor driver. Flying Saucer Review, 22(3), 10-12.


Jiménez, I. (2002): Encuentros. La historia de los O.V.N.I. en España. Edaf, Madrid, 126-128.


- Sitios Web:


Caravaca, J. A. (2011): Aproximación al OVNI de Emiliano Velasco. En: Esos misteriosos objetos celestes y sus tripulantes.

 

 

Víctor Martínez

www.informeovni.net